ESPUMA III

LA SENSUALIDAD EN TU BOCA

Hace tiempo
que no nos encontramos
en esta intimidad,
separados por un mundo,
unidos sólo en nuestros sueños.

Me recibes con la mejor de tus sonrisas,
dibujando constelaciones
de brillantes estrellas en tus ojos,
jurando en silencio que lo que nos aguarda
es el mayor de los placeres,
la promesa del éxtasis
más desenfrenado y exquisito
que podamos imaginar.


Me regalas tu desnudez,
con la inocente sensualidad
de quien lo hace por primera vez,
depositando en tu delicado cuello
el collar que te ata a mí,
el lazo del placer
que el dolor no puede sino intensificar.

Me das el embozo de tus propias manos,
me das el pañuelo de seda
con el que acariciar tu piel,
disparando mi sexualidad,
haciendo que mi corazón
lata con tal fuerza en mi pecho
que temo que me pueda quebrar las costillas,
mientras una sonrisa de ojos entrecerrados
hace que me maree,
con ese sentimiento erótico
que sólo tú,
en tu deseo,
sabes expresar.

Sin palabras,
sólo tu mirada
y el silencio de tus labios.


Sin decirte nada,
sin pedir nada,
te arrodillas ante mí
y me buscas,
llenando tu boca con mi verga,
succionando de mí,
buscando llenar tu boca
con el alimento que oculto,
transportándome a un nuevo cielo,
a un paraíso perdido,
un lugar donde la locura por ti
es la única premisa para poder entrar
y la condición inexcusable para permanecer.


Quiero más de ti,
quiero perderme en ti,
sintiendo la afilada caricia de tus dientes
por todo mi falo,
mordisqueando con delicadeza
la punta de mi glande,
sometiéndome a tus designios,
no dándome más placer
que el que tú quieres darme,
no el que yo te suplique.

Me elevas a las alturas,
haciéndome sentir un vértigo casi infantil,
hasta que estallo incontroladamente en tu boca,
mientras tu lengua no cesa de azotarme,
mientras tu garganta no cesa de tragar
el manjar que eyaculo
en el interior de tu boca
hasta que me haces chillar de placer y dolor,
hasta que mis gritos enronquecen mi  voz,
mis pulmones se quedan sin aire,
y creo desfallecer,
derretido como plomo fundido,
escurriéndome hacia tus entrañas.

Me vuelves loco.

Me arrodillo ante ti,
buscando el dulce salado
que ocultas bajo tu ropa interior,
rasgando la tela y el encaje
sin ninguna delicadeza,
dejando el pudor a un lado,
quitando lo que me estorba para llegar a ti,
a tu esencia
y empaparme de ella,
mientras gritas el placer
que mi lengua dibuja como un pincel
en el lienzo de tu vulva.

 
Me golpeas con tu pelvis,
tus manos atadas
me aprietan contra tu clítoris,
suplicándome más y más,
y no puedo negarme a tus deseos,
siendo yo el verdaderamente sumiso,
tú la ama todopoderosa
que fustiga mis deseos.

Me sabe tan dulce tu orgasmo
que no puedo dejar de besar tus labios,
desesperado por recoger en mi boca
hasta la última gota de tu flujo.


Me giro
como un tigre en la negrura de la jungla
para montarte,
estrellando salvaje mis caderas
contra los planetas perfectos de tus nalgas,
sintiendo el cálido salpicar
del chapoteo de tu fluido
en mi vientre
cada vez que mi falo
ahonda en tu interior.


Y así,
con los ojos velados
y la cascada de tu melena embozando tus facciones,
nos derramamos el uno en el otro,
sintiendo la calidez de mi esperma entre tus piernas,
quemando mi verga con ardor volcánico
mientras las paredes de tu vagina
me aprietan como una mano de hierro.

La sensualidad de tu boca
me domina con sus silencios,
es el imán que me atrae
una y otra vez
al pórtico de la gloria del sexo,
más allá de los límites de la cordura humana,
donde se convierte en placer el volverse loco,
donde necesito encontrarme con tu carne una vez más.


JERRY GOLDSMITH - Basic Instinct (Main Titles)



© Copyright 2015 Javier LOBO. Todos los derechos reservados.

4 comentarios:

Mary Ann dijo...

Me encantó. Sencillamente INTENSO e INMENSO. ;-)

Toni Grimal dijo...

Muy bueno, me estoy aficionando a esta movida...

RUTH adana dijo...

Muy bueno excitante erotico intenso :-) :-) :-)

soraya monforte dijo...

Erótico, intenso y precioso poema donde la mujer entrega su sumisión al hombre que es su amo para que la domine, la adore, cuide y proteja. Ah! Precioso collar de sumisa ;-)

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author