MÍRAME DESPACIO

MÍRAME DESPACIO

Mírame despacio
y recorre con tu mirada
cada rincón de mi cuerpo,
cada curva,
cada línea que conforma esta estructura,
y dime qué ves.

Casi no me atrevo
a respirar en tu presencia,

temo ofenderte
con mi mirada,
pero mi corazón arde
con esta sensación nueva
de tenerte desnuda a mi lado,
expuesto yo a tus deseos.



Soy un hombre tímido,
de espíritu entrecortado,
que apenas sí se atreve a soslayar
sin sonrojarse
tu cuerpo de mujer.

Esto es lo que soy,
y esto es lo que hay.
No puedo ofrecerte más a tu mirar,
ya sólo cabe esperar
a que nuestras almas se fundan en una sola
en el crisol de nuestras pasiones,
que conectemos nuestros cuerpos físicamente
y que nos estimulemos
con las descargas de nuestro frenesí.



Dime si lo que ves te gusta,
dime si lo que ves te causa anhelo,
dime si aquello que tus ojos nerviosos contemplan
es de tu agrado,
y házmelo saber sin palabras,
que esta primera vez que recorro tu cuerpo
sea única para mí,
inolvidable e imborrable,
que quede marcada a fuego
en las páginas de la historia de mi vida.

Mírame despacio
y hazme tuyo
si así lo deseas...

Katey Sagal & The Forest Rangers
- "Son of the Preacher Man"



© Copyright 2014 Javier LOBO

1 comentarios:

pepe garcia resille dijo...

¿Qué mujer se resistiria ante una propuesta semejante, nítida y tierna a la vez? El poema es magnífico.

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author