MECÁNICAS CELESTES

MECÁNICAS CELESTES


El latido de la tierra guía mis pasos,
las olas marcan el compás de mis latidos.
La arquitectura celeste
guiñando y titilando miles de ojos en el cielo.

Un astrolabio que me lleve a tu rastro,
un sextante que me permita alinear nuestros mundos,
una dinámica tan perfecta como tus besos.

Busco el rastro de tus labios,
el hilo de tu aroma en la inmensidad,
quiero el tacto de tu piel sobre mi piel
una vez más...
antes de convertirme en supernova.

No hay olas en este mar,
soy un viajero sin nave que cruza este océano,
busco a tientas en la oscuridad abisal
en busca de tu luz.

Palpo por instinto un planeta,
un cometa de cuya estela poder aferrarme
aunque me quemen y consuman hasta la raíz de mi alma.

Somos la nueva vanguardia,
somos el último toque del clarín,
se abre un nuevo sistema solar ante nuestros ojos,
una bendición sin palabras,
una caricia sin piel,
un beso sin labios,
un te quiero sin voz.


 © Copyright 2014 Javier LOBO

2 comentarios:

Carles Alba Gris dijo...

El surrealismo cósmico de este poema me ha hechizado. Tu uso del simbolismo y la metáfora son asombrosos.

Almudena Marin dijo...

Simplemente perfecto. No podías haberlo escrito mejor.

 

Flickr Photostream

Twitter Updates

Meet The Author